CIENCIA Y TECNOLOGÍA

LUCA, el antepasado que originó toda la vida del planeta Tierra

Si se desandara el camino evolutivo de cada especie viva en el planeta Tierra, recorriendo una línea temporal que se remonta hasta 3.900 millones de años, entonces sería posible llegar hasta los antepasados comunes que dieron origen a las primeras formas de vida.

Sin embargo, si este recorrido continuara su trayecto en el tiempo para ir aún más lejos en el pasado del planeta, llegaría un momento en el que, inevitablemente, aparecería un organismo original, el antepasado que dio origen a todo lo que hoy vive.

Este organismo es reconocido por la ciencia como LUCA y es responsable de la evolución de todas las bacterias, las plantas y los animales que pueblan o han poblado cada rincón de nuestro mundo.

LUCA, por sus siglas en inglés, puede traducirse al español como el Último Ancestro Común Universal, lo que, en otras palabras, refiere al antepasado más reciente en el tiempo y que compartimos todas las especies.

No se trata de un ejemplar determinado, sino de un tipo de organismo unicelular que, un buen día, comenzó a dividirse. A partir de las sucesivas subdivisiones, y a través de miles de millones de años, este organismo originó la vida tal cual la conocemos hoy.

Hasta ahora, se estimaba que, hace más de 4 mil millones de años, un poco antes de las primeras formas de vida, LUCA habitaba en estanques geotérmicos que podían superar los 90 grados Celsius.

No obstante ello, estudios recientes aseguran que LUCA no habría sido capaz de sobrevivir en ámbitos demasiado calientes, lo que lleva a un replanteo de las estrategias con que hoy se busca algún rastro de él.


Fuente: lanacion.com.ar

Imagen: Shutterstock